Estudio de caracterización histórica, jurídica, antropológica y geográfica es entregado a comunidades Aymaras

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Ejecutado por el convenio vigente entre CONADI y la Universidad de Tarapacá (UTA), con el propósito de sistematizar la información de las tierras de cuatro comunidades: Chijo, Ancovinto, Chulluncane y Villablanca.

El estudio de caracterización histórica, jurídica, antropológica y geográfica entregado a comunidades Aymaras, se ejecutó por el convenio vigente entre CONADI y la Universidad de Tarapacá (UTA), con el propósito de sistematizar la información de las tierras de cuatro comunidades: Chijo, Ancovinto, Chulluncane y Villablanca.

Este trabajo mancomunado, considera la edición de dos libros. El primero denominado “Geografías Andinas del Tamarugal”, conteniendo las características topográficas del norte chileno y el segundo texto, “Haquijatha, uso y costumbres en el Cerro Sur Andino”, que agrupa las presentaciones realizadas durante el sexto Congreso Internacional de Derecho Indígenas.

Los dos tomos entregados por comunidad en formato de libros y digital, se enfocan en el estudio que recopiló información a través de documentos inéditos rescatados de los archivos históricos del conservador de Bienes Raíces del Archivo Nacional en Santiago, como también recopilación de información de los repositorios que se encuentran en Arequipa, Tacna, Moquegua y Lima, antecedentes significativos sobre los ancestros y ancestras andinas de tiempos coloniales o de la época peruana.

En este marco, el investigador y académico del Departamento de Ciencias Históricas y Geográficas de la UTA, Dr. Alberto Díaz Araya, se refirió a esta investigación: “La UTA lleva muchos años trabajando estos tópicos en favor del reconocimiento de los pueblos originarios y creemos que no todo el conocimiento está en las universidades, la sabiduría está también presente en las propias comunidades, instancias que valoramos y siempre respetamos”.

Agregó que, “en estos textos van a encontrar, por ejemplo, referencias a la rebelión indígena de 1781 en los países andinos, hito en el cual Cariquima estuvo conectado con los grandes procesos históricos que se han vivido en América, al igual como la Guerra del Pacífico, ciclo salitrero, la chilenización, la migración, etc., momentos con un fuerte componente histórico. Ciertamente datos importantes sobre el pasado y los territorios indígenas con certezas, que esperamos contribuyan a la enseñanza de las nuevas generaciones de mujeres y hombres aymaras”, puntualizó.

El Subdirector Norte de CONADI, Eleodoro Moscoso Esteban, se refirió a esta transferencia y valoró que, “estamos presenciando un acto significativo que tiene relación con la entrega de los primeros informes relacionado con el levantamiento de información fidedigna de las comunidades de la provincia del Tamarugal, precisamente de la comuna de Colchane. El objetivo de este informe es acceder a conocimientos para tener algún día claridad en cuanto a los deslindes que algunos sectores tienen dificultad, por tanto, se hace referencia a la importancia de la colaboración de las comunidades, de Conadi y también la Universidad de Tarapacá que han trabajado con los dirigentes para tener un informe preliminar y esperamos que por la entrega de estos instrumentos puedan sociabilizarlos y luego hacer los requerimientos pertinentes. Esta es una tarea más de Conadi para seguir avanzando en el desarrollo de nuestras comunidades indígenas”.

Uno de los presentes, don Severo Moscoso Mamani, presidente de la comunidad indígena de Chijo, comentó que “este estudio favorece a las 4 comunidades para que podamos identificar los deslindes y llegar a un buen consenso entre las comunidades, obedece a que podamos entrar en diálogo y reconocer una herramienta para georreferenciar, y subsanar los malos entendidos de las líneas divisorias entre comunidades”.

Por su parte, el representante de la comunidad de Villablanca, Rafael Mamani Amaro, señaló que “la información existente en nuestros archivos comunitarios es casi nula y como jóvenes queremos retornar desde educarnos en las ciudades hacia nuestros pueblos, para retornar a un territorio donde tengamos claridad de los territorios y la historia”.

De este modo, Antonio Moscoso Mamani, historiador de la localidad de Chijo, explicó que “la importancia es la tierra y el agua. Tenemos un problema allá en el altiplano que requiere de un arreglo que surgió con la chilenización, ya que fueron inscritas y que a la fecha no hemos podido sanear. Ahora que se están investigando más los antecedentes históricos y vivencias, esto nos va ayudar para poder solucionar algunos casos” indicó.

Cerrar menú
X