Dr. Jorge Hidalgo, Premio Nacional de Historia 2004, participa en ciclo de charlas “Historia de Pueblos de América desde el Desierto de Atacama” que organizan la UTA y la UCN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
En esta oportunidad, la charla se centró en los acontecimientos de 1781 en los corregimientos de Arica, Tarapacá y Atacama y, estuvo moderada por el académico e investigador del Instituto de Alta Investigación de la UTA, Dr. Calogero Santoro y por la investigadora Dra. Daniela Osorio.

Existe una amplia bibliografía sobre las rebeliones andinas en los Andes que tratan su extensión en ese siglo: los marcos históricos y los procesos de reformas fiscales, las composiciones sociales de los actores, contra quienes se dirigían, sus programas, la situación de subordinación de las poblaciones andinas en el marco colonial, las características de sus dirigencias, los marcos culturales y políticos, así como aspectos culturales. En este marco se realizó la charla “Rebeliones indígenas en Los Andes Siglo XVIII”, a cargo del Dr. Jorge Hidalgo Lehuedé, Premio Nacional de Historia 2004 y Profesor Titular del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Chile.

En su ponencia el Dr. Jorge Hidalgo, se refirió a los acontecimientos de 1781 en los corregimientos de Arica, Tarapacá y Atacama y de sus proyecciones políticas, destacando que el siglo XVIII, fue un período de grandes cambios y transformaciones. “En la segunda mitad del siglo XVIII lo que se intenta es aumentar la recaudación fiscal para fortalecer el estado español. Hay que pensar que acá estamos en una sociedad de castas donde no todos tienen los mismos derechos y, los indígenas, sin duda, en una sociedad colonial era uno de los grupos que tenía menos derechos. Los indígenas estaban obligados a pagar un tributo en dinero y también estaban sujetos a un servicio personal que se hacía en nombre del rey, que eran las distintas mitas que se les imponían”.

Agregó que a esto se sumó el reparto de mercancías, que fue una de las principales causas, según distintos autores, que empujó a la resistencia y a las rebeliones regionales. “Las reformas borbónicas fueron las que significaron un aumento de estas rebeliones a un nivel más general, debido a que tenían efectos en un mayor porcentaje o mayor diversidad de diferentes tipos de personas en esta época, lo cual conllevó a que aumentaran los impuestos, además de que el Estado impusiera instrumentos para controlar el movimiento de bienes y exigir el pago que correspondía. Todo ello empujó hacia 1780 a que se desencadenaran en varias ciudades, violentos levantamientos que estuvieron en manos de criollos y de mestizos”.

Asimismo, el Dr. Hidalgo describió las grandes áreas rebeldes y sus características como las de Chayanta a cargo de Tomás Catari (1777), Cusco encabezada por Tupac Amaru (1780) y, La Paz dirigida por Tupac Catari (1781), agregando que “las formas de organización están vinculadas con Carangas, los jefes rebeldes se llaman asimismo Capitanes que están a cargo aparentemente de milicias y que su organización es a través de comunes probablemente organizados por los cabildos”.

Finalmente, el Premio Nacional de Historia 2004 concluyó su presentación dando a conocer los resultados y consecuencias de la rebelión, destacado tres efectos: “primero, se puso fin a los repartos y de los corregidores, se creó el sistema de intendencias y subdelegados; segundo, hay una decadencia del prestigio de los caciques y su reemplazo por los cabildos de indios con lo cual la administración de las comunidades pasó a tener un carácter más democrático, aun cuando se perdió la unidad provincial de los Altos de Arica y, una tercera consecuencia, fue que la rebelión de Tupac Amaru retrasó la independencia del Perú, pues los criollos aprendieron que la posibilidad de que los indios se pudieran rebelar y tomar el control era demasiado peligroso para sus bienes y por lo tanto, se aliaron al aparato español y lograron postergar la independencia mucho más que otros países del cono sur”.

Cabe destacar que el ciclo de charlas es organizado por el Instituto de Alta Investigación (IAI), con la colaboración de la Dirección de Extensión y Vinculación con el Medio de la Universidad de Tarapacá (UTA) y el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo (IIAM) de la Universidad Católica del Norte (UCN).

Para revisar esta charla completa, ingresa al siguiente enlace:

Cerrar menú
X