El complejo escenario financiero que las universidades estatales deben enfrentar ante crisis sanitaria instalada a consecuencia de la pandemia del COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Alejandra Contreras, Directora Ejecutiva del CUECH señala “son un ejemplo del riesgo que actualmente enfrentan, en mayor o menor grado, todas las universidades estatales, y posiblemente todo el sistema”.

El escenario de crisis económica producto de la pandemia por Coronavirus representa un difícil panorama para las universidades estatales del país, cuya estabilidad financiera cada vez está en riesgo a causa de factores como el retiro de estudiantes, alumnos que presentan problemas para el pago de aranceles y aumento de gastos para atender la contingencia actual, entre otros.

Es así que rectores de diferentes planteles universitarios han advertido las graves consecuencias es la estabilidad financiera de este sistema, proponiendo diversos mecanismos para enfrentar la crisis, sin embargo, estas propuestas no han tenido una efectiva respuesta de parte del Estado, agravando aún más la crisis que enfrentan los planteles educacionales.

En este contexto, la directora ejecutiva del Consorcio de Universidades Estatales (CUECh), Alejandra Contreras, ha expresado que “se ha hecho propuestas para aliviar la situación financiera y mejorar políticas como la gratuidad, pero no han sido acogidas´”. Asegura que, si bien los planteles están haciendo ajustes y tomando medidas, “al considerar el rol público que tienen las universidades estatales y la gran relevancia de su aporte al desarrollo del país, especialmente en momentos de tanta complejidad como estos, resulta inexplicable que no exista prioridad alguna al apoyo financiero para estas instituciones”.

Tras el anuncio, comunicado la semana pasada, por la Universidad Arturo Prat a su comunidad respecto a la difícil situación financiera que enfrenta, Alejandra Contreras considera que este caso es “sólo un ejemplo del riesgo que actualmente enfrentan, en mayor o menor grado, todas las universidades estatales, y posiblemente todo el sistema”, producto del impacto financiero de la crisis social y la pandemia.

“En estas circunstancias tan adversas complica que, adicionalmente, las universidades vean interrumpido el flujo de recursos públicos”, añade.

En tanto, para el Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, indica que “sabemos que este es un año complejo para las instituciones y por eso hemos sido extremadamente diligentes con las transferencias”. Por eso a inicios de año se realizaron las gestiones para “transferir cerca del 80% de los recursos que recibirán las instituciones por gratuidad”. Agrega que actualmente se encuentran en la Contraloría los decretos que permitirán realizar el pago de los recursos restantes por gratuidad y becas (…), por lo que esperamos que en las próximas semanas puedan concretarse dichas transferencias”.

Fuente: El Mercurio. Jueves 10 de septiembre de 2020, página 27.

Cerrar menú
X