Es primera vez que Nahuel García de seis años asiste a un taller de verano, por eso su mamá Marisel Ibarra se mantiene cerca, observando por si la necesita. Pero el pequeño se concentra durante las dos horas del Taller de Dinosaurios del Proyecto Explora de la Universidad de Tarapacá.

Imagen foto_00000002 Imagen foto_00000001

La actividad, a cargo de Daniela Bahamondes, se inició con la activa participación de los 16 asistentes, que manejaban el tema, sobre cómo aparecieron los dinosaurios en el planeta, los tipos, su importancia y el periodo en que se extinguieron.

La parte lúdica implicó armar en equipo el rompecabezas de un Estegosaurio, buscando las piezas en la sala, a través de diversas pistas entregadas. También definieron en conjunto las normas de convivencia para este taller, como el respeto, compartir y colaborar.

Finalmente se desarrolló el trabajo con la cabeza de dinosaurio, donde recortaron las piezas de una máscara articulada, que los niños pudieron pintar con colores fluorescentes para poder verla iluminada y jugar no sólo en el día.

Los asistentes al taller la pasaron bien y cumplieron las normas de aprender y jugar con el tema que es parte de sus intereses.

"Fue un taller súper entretenido, más en estas fechas en que los niños están en la casa, en estas actividades pueden aprender un poco más y desarrollar su creatividad", señaló Marisel Ibarra, la mamá de Nahuel, que nunca la llamó para que lo asistiera por ninguna razón mientras estuvo en la sala, porque los dinosaurios son lo que más ama.