La Universidad de Tarapacá demostró una alta calidad en las áreas fundamentales del quehacer académico, lo que implicó la obtención de la acreditación institucional en el año 2007, por 5 años y en cuatro áreas: gestión institucional y docencia conducente a título profesional, además de las dos áreas optativas de investigación y vinculación con el medio. Esto demostró una madurez en sus procesos académicos y una consolidación de la mejora continua. Cabe destacar que la Institución durante el periodo 2006-2011 contó con el Plan de Desarrollo Estratégico 2006-2010, el cual direccionó su labor en las áreas fundamentales del quehacer académico, así mismo, desarrolló las acciones tendientes a dar cumplimiento a las observaciones establecidas por la CNA en el acuerdo de Acreditación N 10 y en el propio Plan de Mejoras surgido del proceso de autoevaluación 2007.

En el nuevo Sistema de Dirección Estratégica 2011-2016 (SDE), la Universidad ha definido un conjunto de políticas, objetivos, estrategias y mecanismos que le permitan asegurar la calidad de su quehacer en los ámbitos de Docencia de Pregrado, Docencia de Postgrado, Investigación, Vinculación y Perfeccionamiento Académico.

Respecto de las políticas de Docencia de Pregrado, en el SDE, la Universidad ha definido las siguientes:

-

Se establecerá un sistema de ingreso y permanencia de los estudiantes, que garantice la excelencia en la formación: se apoyarán iniciativas orientadas a la facilitación de la adaptación y afiliación de los estudiantes a la vida universitaria, de acuerdo a sus condiciones de entrada y aquellas estrategias orientadas a la habilitación profesional, el  desarrollo de los valores institucionales y las competencias transversales.

-

Se impartirá una docencia de pregrado con calidad y equidad, ajustándose a los estándares del sistema nacional de aseguramiento de la calidad.

-

El proceso formativo se establecerá sobre la base de un currículo integral, pertinente y flexible, orientado de acuerdo al modelo educativo y centrado en el aprendizaje teórico y aplicado del estudiante. La revisión continua, sistemática y organizada del currículo permitirá responder oportunamente a las necesidades y transformaciones del entorno y al desarrollo del conocimiento.

 

Se realizará una evaluación permanente del desempeño estudiantil y del proceso formativo en su totalidad.

-

El seguimiento y la vinculación con los egresados será una tarea importante para la Dirección General de Docencia y para la Dirección de Asuntos Estudiantiles.

-

Se implementará la educación continua, desarrollando programas académicos que permitan salidas intermedias y articulación con el postgrado.

-

Se privilegiará una formación aplicada, que responda a las demandas del medio y con actividades de titulación dirigidas principalmente a responder a las necesidades de la Región.

-

Se cautelará la apropiada progresión de los estudiantes de pregrado, su aprendizaje efectivo, práctico y permanente, la adecuación de los tiempos de permanencia y titulación, y la inserción en el sector productivo o académico relevante.

-

Se dispondrá de un cuerpo académico actualizado en el ámbito de la disciplina y la pedagogía universitaria, y de condiciones de operación adecuadas para la docencia, disponiendo los recursos y procesos que aseguren la calidad de los programas de formación de pregrado.

-

Se promoverá el desarrollo y perfeccionamiento permanente del cuerpo académico en el campo educativo y de las tecnologías de la información y comunicación, a fin de optimizar la docencia.

  Estas políticas se enmarcan en los siguientes propósitos institucionales:

-

Ser una Universidad de excelencia académica, con un modelo educativo propio, en la formación de pre y postgrado, en la región centro sur andina.

-

Contribuir al desarrollo regional y nacional generando movilidad y desarrollo social, a través de la formación de profesionales de alta calidad dentro de un contexto intercultural.

 Estas políticas dan un marco general regulatorio para el quinquenio 2011-2016, fundamental para el sistema de Docencia de la Universidad, es importante destacar que estas políticas ponen en primer plano al estudiante, como queda recogido en el Modelo Educativo.