La Universidad de Tarapacá Iquique se incorpora a la vida intelectual de la Primera Región a partir del año 2005, como una extensión de su casa central en Arica, en un afán de mantener un nexo directo con la capital regional de Tarapacá, y contribuir activamente a la formación de capital humano en la región.

Han pasado ya varios años desde aquel entonces, y la sede, bajo la tutela de su "alma mater", se ha ido paulatinamente transformando en una institución valorada en la Región que ha contribuido ciertamente con la formación de nuevos profesionales para el desarrollo de Tarapacá y el país.

En este proceso de crecimiento ha contribuido, sin duda, la valoración que ha ido alcanzando la Universidad como institución a nivel nacional expresada en su solvencia económica , su destacada participación en rankings de calidad y principalmente en su acreditación institucional por 5 años en Docencia, investigación, gestión y vinculación.

En esta oportunidad me ha correspondido el privilegio de dirigir la UTA Iquique por lo cual me siento muy honrado dada mi condición de iquiqueño que vuelve a su tierra para cooperar con el desarrollo de capital humano en la ciudad y la región. En este contexto, mi sello de gestión es continuar el proceso de crecimiento que exhibe la Universidad de Tarapacá y por sobre todo mi irrenunciable compromiso con la calidad de la formación que entregamos a nuestros estudiantes .