Cementerio de Túmulos AZ-70 (San Miguel de Azapa)

Vista Panorámica

En el actual Cementerio Municipal de San Miguel en el valle de Azapa, se ubica el clásico sitio arqueológico AZ-70 que concentra túmulos funerarios. Este sitio debió concentrar originalmente más de 40 túmulos en una extensión cercana a los 3 ha, mostrando una forma semejante a una media luna que se abre en dirección oeste.

El sitio ha sido investigado por varios equipos. Focacci y Erices (1972-73) a principios de los 70 excavaron un gran túmulo en el sector poniente del cementerio. Mientras que Muñoz (1979), Santoro y Chacama realizaron excavaciones hacia el lado oriente del sitio arqueológico a fines de los 70. Posteriormente Muñoz realizó nuevas excavaciones en el mismo sector a comienzos de los 90.

Hoy en día se conservan cerca de 15 túmulos en el interior del Cementerio, mientras que los que se ubicaban en terrenos particulares exteriores fueron en resumidas cuentas destruidos. Es decir, más del 35% de la evidencia original ha sido destruido por factores humanos, destacando entre ellos, el crecimiento del pueblo, del cementerio y de los terrenos agrícolas y la investigación arqueológica. Esta última ha dejado en cambio, conocimiento científico de primera calidad, y materiales arqueológicos debidamente inventariados y depositados en las bodegas del Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

Los túmulos del período Formativo (500 aC - 500 dC) o fase Alto Ramírez son monumentos cuidadosamente construidos que intercalan camadas vegetales con capas de sedimentos estériles y limpios de cualquier otro elemento cultural.

Las capas vegetales (que pueden ser entre 5 a 15, dependiendo del tamaño del túmulo) muestran un orden básico interno:

1. La base esta compuesta por ramas y raíces gruesas de al menos 1 cm de diámetro

2. Le siguen luego ramas más delgadas,

3. Finalmente hojas y frutos sellan la capa vegetal

Una vez terminado el túmulo, que alcanza entre 3 a 5 m de altura, se enterraron ofrendas aisladas (cestos, cabezas trofeo, semillas, extremidades o camélidos enteros, bolsas, tejidos, etc.) o fardos funerarios completos.

Lo claro es que estos monumentos tuvieron una función ritual ligada frecuentemente a ritos mortuorios, y que fueron indicadores visuales de los lugares ceremoniales funerarios por excelencia del valle, manteniendo una tradición de ofrendas hasta momentos coloniales.

 

Texto: Alvaro Romero G.

© 1999-2001, Masma WEB, Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

Se permite la copia de los textos, imágenes y otros recursos de esta página, siempre que esta nota se mantenga y se citen los autores correspondientes.

Está página fue modificada por última vez el día .