13. INKA: UN NUEVO HORIZONTE CULTURAL EN AMÉRICA ANDINA

(1.470-1.500 d.)
Vitrina 15

Coincidentemente con el desarrollo de los Señoríos Regionales, en el área del Cuzco se consolidaba el reino de los inka, cuya expansión a partir de la segunda mitad del siglo XV de nuestra era le permitió estructurar una hegemonía panandina. Su estrategia política y guerrera fue tan eficiente que hacia el año 1470 controlaba desde el norte de la actual República del Ecuador hasta el río Maule en Chile.

La cultura inka resumió la experiencia y tecnología andina de varios milenios. Por ejemplo, del reino Chimu adquirió la maestría de su avanzada metalurgia y orfebrería. De la región altiplánica del lago Titikaka desprendió sus mitos de origen y cosmovisión.

La expansión del imperio inka, trajo un nuevo orden social, económico e ideológico a lo largo de los Andes. En lo económico y social, consiguió el favor y colaboración de los caciques o señores locales por medio de vistosos regalos consistentes en tejidos finos, piezas de cerámica y objetos de metal. De esta manera, establecía compromisos y lealtades de la comunidad para trabajar en los proyectos del Estado. Las comunidades debían destinar cierta cantidad de horas/hombre a labores como el cultivo de la tierra, cuidado del ganado construcción de edificios públicos, como templos, tambos, etc. El turno obligatorio de trabajo se conoce como mit’a.

En lo ideológico la expansión hacia el sur estuvo acompañada de la instalación de símbolos de poder como los ushnus, los sacrificios en santuarios de altura, ubicados en volcanes y cerros importantes; las chullpa o construcciones funerarias consistentes en grandes torres de piedra finamente talladas.

Inicio "Arica Prehispana" Siguiente

 

© 1999, Masma WEB, Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

Se permite la copia de los textos, imágenes y otros recursos de esta página, siempre que esta nota se mantenga y se citen los autores correspondientes.

Está página fue modificada por última vez el día .