12. OCUPACIÓN MULTIÉNICA DE LOS VALLES

(1.000-1.470 d. C.)
Vitrina 13 Vitrina 14

Los reinos y señoríos posteriores a Tiwanaku trataron de mantener cierta autonomía político-económica. Esto a través de la estrategia de control de un máximo de pisos ecológicos, debido a que cada piso ecológico andino provee un cierto número de productos. Por ejemplo, en el altiplano abunda el ganado camélido el que proporciona carne que se puede consumir fresca o seca (charqui), pero también lana, transporte de carga sobre llamas, guano para fertilizar la tierra etc.

El acceso directo a fuentes de producción dispersas en el ecosistema andino, aseguraba la satisfacción de las necesidades básicas y sociales, de modo que se estructuró un sistema político-económico de producción y traslado de bienes.

Los señoríos de la Cultura Arica compartieron sus espacios de costa y valle, con colonias o emisarios de señoríos y reinos ubicados en la zona del lago Titikaka. Colonias lupaca, pacaje, caranga, se identificaron en documentos históricos referidos a los valles del Pacífico y podría ser la causa de las diferencias de formas y decoración de los estilos cerámicos en épocas prehispánicas.

La interacción étnica se desarrolló en un clima de tensión social, demostrado por las aldeas defensivas, pukaras, localizadas en los valles cordilleranos cuya función sería evitar las presiones demográficas de los altiplánicos. Por otra parte a las poblaciones costeras les fue difícil controlar y mantener enclaves permanentes en territorios altiplánicos, y asegurar stock propio de ganado camélido y productos agrícolas típicamente andinos como la papa chuño.

Inicio "Arica Prehispana" Siguiente

 

© 1999, Masma WEB, Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

Se permite la copia de los textos, imágenes y otros recursos de esta página, siempre que esta nota se mantenga y se citen los autores correspondientes.

Está página fue modificada por última vez el día .