1. LOS PRIMEROS HABITANTES

(8.000-6.000 a. C.)
Vitrina 1 Vitrina 2

Las primeras evidencias humanas en la región se remontan a 8.000 años a. C. esto es, antes de la Era Cristiana.

En la sierra y el altiplano pequeñas bandas procuraban su sustento cazando animales pequeños como roedores – vizcacha (Viscacia sp), chululo (Ctenomis sp.); animales mayores como guanacos y vicuñas, ambos pertenecientes a la familia de los camélidos. Recolectaron, además, algunas plantas con fines alimenticios, medicinales y otros usos.

Para estas actividades fabricaron instrumentos de piedra, madera y hueso. Eligieron como lugares de vivienda pequeños aleros y cuevas naturales, en cuyas paredes dejaron figuras pintadas, en colores rojo, amarillo, y negro, alusivas a la caza de camélidos.

En las tierras bajas, costeras del Pacífico, las actividades centrales eran la pesca, caza y recolección. Como hoy, los pescadores usaban anzuelos, arpones, redes, pero los materiales, de que estaban hechos eran distintos: piedra, concha, hueso, madera, fibras vegetales. El clima cálido permitió a los pescadores la instalación de campamentos con viviendas ligeras, confeccionadas con totora (Typha sp.), cuero, madera y huesos de ballena. Algunas cuevas de la costa también fueron usadas y sus paredes decoradas con símbolos variados.

Inicio "Arica Prehispana" Siguiente

 

© 1999, Masma WEB, Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

Se permite la copia de los textos, imágenes y otros recursos de esta página, siempre que esta nota se mantenga y se citen los autores correspondientes.

Está página fue modificada por última vez el día .