Imagen foto_00000002

En una concurrida ceremonia, la carrera de Ingeniería Civil Informática de la Universidad de Tarapacá, sede Iquique, llevó a cabo una de las actividades más relevantes en el proceso de renovación curricular, como es la validación de su nuevo perfil de egreso y la presentación de la propuesta de malla curricular.

La actividad, contó con la participación de gran cantidad de estudiantes, ex alumnos, académicos y empleadores, quienes se manifestaron muy interesados en ser partícipes de este proceso. Los presentes, tuvieron una contribución muy activa, realizando aportes, sugerencias y criticas significativas que enriquecen la gran tarea desarrollada por la comisión.

La ceremonia, comenzó con el saludo de bienvenida, del jefe de carrera, Jorge Díaz Ramírez, quien agradeció la gran respuesta de los asistentes a la invitación. El académico introdujo a los concurrentes en elementos muy relevantes para contextualizar el trabajo, como lo es, la Misión y Visión de la Universidad, asimismo en lo que se refiere a los valores y las competencias transversales del Modelo Educativo Institucional. Acto seguido, fue el turno de la asesora curricular del Centro de Innovación y Desarrollo de la Docencia, Jacqueline Mateo Flores, quien dio lectura al documento con el nuevo perfil de egreso de la carrera. Posteriormente, la académica de la carrera y miembro de la comisión de innovación, Ximena Badilla, dio a conocer la propuesta de malla curricular.

Luego, a través de la aplicación de un instrumento individual y uno grupal se procedió a la validación del perfil, instancia en la cual, los asistentes tuvieron la oportunidad de plasmar sus inquietudes, aportes y críticas a lo presentado, información de vital importancia para seguir mejorando la labor realizada hasta el momento.  La actividad, finalizó con las palabras de agradecimiento del jefe de carrera y un cóctel de camaradería.

OPINIONES
Jorge Díaz, jefe de carrera, se refirió al trabajo realizado y que se presentó en la ocasión, el que según comentó, es el resultado de la visión que se tiene del nuevo Ingeniero Civil Informático, argumentando que, si bien existe un plan de estudio vigente, este no da cuenta de las nuevas exigencias y requerimientos del medio. Además, expresó que son tres áreas las que se pretenden desarrollar, áreas como, Desarrollo de Soluciones TIC´s, Gestión de Soluciones TIC´s y Analítica de Negocios.

En relación al sello que se le quiere dar al egresado de la carrera, a través de este trabajo, el académico señaló que “queremos que dé solución a las necesidades que existen hoy en el mercado”, apuntó. Díaz Ramírez, también manifestó que la asesoría del CIDD ha sido excelente. “Gracias a la ayuda del CIDD, hemos podido ver otras dimensiones que no teníamos consideradas y gracias a eso llegamos a un perfil y una malla que creo cumplen con lo que se necesita”, sostuvo.

Imagen foto_00000001

En tanto Gilbert Flores, asistente que acudió en calidad de empleador representando a la empresa Aguas del Altiplano, comentó que lo visto en la actividad demuestra un perfil de egreso actualizado, una malla muy innovadora, acorde a los tiempos y competitiva con otras instituciones de la región.  Flores, felicitó a la comisión que trabajó en este proceso, agregando que se denota un equipo que está muy preocupado, evidenciando en esta actividad su interés por recibir la opinión de los entes involucrados, como ellos, los empleadores. “Estamos muy agradecidos por la invitación y que nos incorporen en este tipo de actividades, en las que podemos colaborar con un grano de arena con nuestra visión del profesional que estamos buscando”, apuntó.

BALANCE
Jacqueline Mateo, asesora curricular del CIDD, para esta carrera, realizó una positiva evaluación del trabajo realizado, argumentando que, fue especialmente significativo por el hecho de haberlo desarrollado casi en un 90% vía vídeo conferencia. “Es algo muy rescatable porque es distinto a realizar un trabajo presencial, es más agotador e influye además la conectividad que a veces falla”, comentó Mateo, a lo que agregó que la labor llevada a cabo fue bastante constante. “Se ha hecho pensando en lo que es hoy la tendencia, tomando en cuenta la ingeniería 2030, que quiere un profesional para el mundo, que tenga las competencias para desarrollarse en cualquier país”.

La asesora, relató también que, en base al trabajo presentado, se está apostando a una malla a cinco años. “La principal característica de acortar el plan de estudio de seis a cinco años, es que la carrera va a estar acorde a los tiempos en cuanto a la tendencia nacional e internacional y para hacer frente a la competencia que existe en la región. Es algo a lo que como Universidad debemos estar atentos”, explicó.

Cabe señalar que el trabajo de acompañamiento a las carreras, a través de las asesoras curriculares, del CIDD forma parte de las labores comprometidas en el Convenio de Desempeño de Armonización Curricular UTA 1501.