En consecuencia, la integración de los objetivos estratégicos, las políticas, las estrategias funcionales, junto a los mecanismos de aseguramiento de la calidad, con la debida consideración del sistema de dirección estratégica institucional (SDE 2011-2016), permiten que la gestión de la docencia de pregrado garantice:

-

Un diseño y provisión de carreras y programas coherente con los recursos y capacidades institucionales.

-

Un modelo educativo centrado en el aprendizaje de los estudiantes y con un proceso de enseñanza, diseñado e implementado para el mejoramiento continuo.

-

Altas calificaciones y dedicación del cuerpo académico de la institución.

-

Recursos materiales, instalaciones e infraestructura altamente satisfactorias.

-

Un foco en la progresión de los estudiantes.

-

Altos niveles de movilidad social de los egresados, mediante una exitosa inserción en el mercado del trabajo.